3 dic. 2013

Independencia desde chiquititos

Hace muchos meses, el señorito Wert, comenzó a darle vueltas al coco, sobre cómo podía putear a las siguientes generaciones. Sobre cómo podía empeorar la calidad de la educación en nuestro país y devolverla a lo que antaño fue su propia educación clasista, derechista y basada en la ignorancia.

Fue en este proceso, cuando se le ocurrió la "querida" LOMCE, a la cual se está oponiendo media España, y casi la totalidad de los docentes, que son los que tendrían que tener más voz a la hora de opinar.

Fue además en el proceso y el desarrollo de la misma, cuando el señor Wert, alegó que había que "españolizar" a los catalanes. Ello desató un auténtico conflicto, (que ya de por sí estaba calentito), con la comunidad Catalana, cuando soltó esta bomba en pleno Congreso de los Diputados. 

Comentario que, además, trató de explicar y argumentar, aunque en vano. Personalmente, creo que en ese momento, la noticia completa y todo lo que dijo J.I.Wert quedó en segundo plano, centrándose y obcecándose la gente con la palabra clave: españolizar.

En el gobierno actual, no ha sido el primero ni el último palo que se le da a los ciudadanos que viven en Cataluña. Golpes que afectan específicamente a aquellos que desean la independencia. A aquellos que desean realzar a toda costa a la cultura catalana, por encima de la Española.

¿Porqué os cuento todo esto? Wert, Educación, Cataluña, niños, españolizar, la lengua catalana....

Os lo cuento, porque navegando en youtube, me topé con un grupo muy conocido en la comunidad autónoma catalana, el cuál canta una canción llamada "Sr Wert", donde se trata principalmente esta situación:


El grupo Macedonia, está formado por unas cuentas niñas de instituto, las cuales cantan sobre problemas cotidianos del día a día. Admito que la letra es pegadiza y que, lo que reivindican en este vídeo es lógico y entendible hasta cierto punto. Sin embargo, no me gustan las formas, ni el contexto, ni los participantes, ni determinados detalles que aparecen en el vídeo.

Qué es lo que no me gusta:
  • Que aparezcan niños y se usen como fondo social.
  • Que aparezcan niños a los que se les pone una cinta en el pelo en plan "guerrilleros"
  • Que aparezcan los colores de la bandera independendista así como la propia bandera, y símbolos de la misma a lo largo del vídeo.
  • Que aparezca al principio un señor con una camiseta que reza "Catalá a l´atac".
  • Que se emplee una señal específica cada vez que refieren a Wert, con las palmas en la cabeza (supongo que será para simular su calva).
  • Que se diga: "yo hablo catalán, porque es mi lengua y no lo podrá evitar"
  • Que se diga: "la escuela en catalán" y otra serie de cosas algo "independentistas" que no van acorde con las reivindicaciones de respeto e igualdad que mencionan a la par.
  • Por último y el detalle más importante y simbólico: al final del vídeo, la posición que adoptan todos los integrantes, no es más que un símil de otra imagen de la revolución francesa. 


Creo que en algún momento he dicho estas palabras, pero las repito: yo soy en primer lugar español, después Andaluz y por último Sevillano. Podré ser muchas cosas, pero en cuanto a ciudadanía se refiere, soy así y punto.

Cualquier ser racional, ha de considerarse también persona, pero en cuanto al país, nos ha tocado nacer y vivir en España y es así.

En ese sentido, me parece una falta absoluta de decoro, el trasladar el conflicto político, ético y cultural a las clases. Comprendo que en los colegios catalanes se enseñan ambas lenguas, para eso la cultura catalana es tan rica y merece conservarse. 

Pero, seamos francos, ¿los profesores educan para que los niños entiendan, que ambas partes están en igualdad? ¿se les enseña que son Españoles, y que dentro del país existe su comunidad con sus costumbres, su cultura, sus ideas... y no a la inversa, primero Cataluña y ya si eso España?.

Te cuentan, que hay una ínfima parte de la población catalana que es independentista. A mí eso me suena a chino, porque es falso, es absolutamente falso. Todos o la gran mayoría se sienten así, por lógica, porque lo llevan dentro, porque es lo que han vivido. Este vídeo desde luego, refleja la realidad en la Comunidad Catalana y de cómo el conflicto que se va perpetuando generación tras generación. 

¿Acaso no es lógico que los niños catalanes, terminen odiando a España, si es lo que les inculcan desde chiquititos? O a lo mejor, no que la odien, pero sí que les enseñan a sentirse distintos, cómo si ellos fueran parte de otro colectivo "especial" y que estuvieran rodeados por gente "mala" que quiere hacerles daño.

No entendemos, que los catalanes, por el hecho de ser catalanes, por su educación, por su cultura, por todo lo que tienen a su alrededor, por el hecho de haber nacido donde han nacido, se sienten así. Dudan de su pertenencia a España.

Aún recuerdo, cómo un día le pregunté a un chico catalán el porqué no se sentía español, o porqué se quería independizar de España. Su respuesta fue la siguiente: -Porque no me siento querido en España, porque me da la sensación de que no quieren que forme parte de la misma, que no encajo en ella-

A continuación, le consulté el porqué de estas sensaciones, respondiéndome: -No lo sé, me siento así y ya está. Cuando salgo de "mi país" (refiriéndose a Cataluña) es cómo si estuviera en otro mundo, no me siento cómodo- 

No es la primera persona, cuyos argumentos son de dudosa valía y que no saben el porqué se sienten así, mas allá del "porque sí".

Lo que quiero expresar con esta entrada, es que este tipo de actividades, aunque se hacen con una intención reivindicativa, no hacen más que echar más mierda a todo lo que ya existe.

Me da mucha lástima que existan personas que deseen marcharse de España, que argumenten lo que argumentó este chico. Sobre todo, cuando hay comunidades mucho más puteadas, menos queridas y de las que se cachondea todo el país. Ejemplo: Andalucía. Porque cada comunidad tiene sus peculiaridades, y no por ello deberíamos separarnos todas del resto. Son más las cosas que tenemos en común, que las diferencias, pero eso...hay gente que no lo entiende.

Soy de la firme opinión de que la unión hace la fuerza. Pero de que si hay alguien en el equipo que no se siente cómodo, o que no desea estar en el equipo, o que quiere estar sólo, la solución es simple: puerta y hasta luego. 

Nos llevamos todos bien, y ya volverás pidiendo ayuda.

Por tanto, y ya para terminar, si Cataluña se quiere ir, se debería poder ir. Porque con el paso de los años, lo que está creando es que, ni ellos estén cómodos con nosotros, ni que nosotros estemos cómodos con ellos. Generándose finalmente un clima de aversión mútua, que sólo va a traer problemas en el futuro.

Los movimientos independentistas no es uno de los principales problemas actuales de España, pero es un problema sencillo que se debería solventar fácilmente con unas simples palabras: Hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario