30 nov. 2013

¿Somos adictos a las Nuevas Tecnologías?

Durante el proceso de recopilación de información sobre redes sociales, he encontrado un artículo muy curioso y representativo. Versa sobre un problema al que muchos de nosotros, los usuarios, nos enfrentamos día a día, y no nos damos cuenta: Somos adictos a las Nuevas Tecnologías.

Quieras que no, el mundo que nos ha tocado vivir, está en pleno apogeo del uso de Internet, de las nuevas tecnologías y de las redes sociales:

  • Cada día, las innovaciones tecnológicas nos asombran, nos atraen y nos proporcionan mayores beneficios (o no). 
  • Internet se configura como la mayor herramienta de obtención de información, conocimiento y socialización. Pero también cómo el mayor violador de la privacidad pública.
  • Y las redes sociales, se enmarcan como los nuevos foros donde todos pueden acceder, relacionarse, participar, opinar, con casi total libertad y con menores reparos personales.
Pero este mundo tecnológico, además de aportarnos facilidades nos proporciona una droga de abuso "no químico" como pueden ser las nuevas tecnologías. Puede no ser un mundo en el que podamos vivir tranquilos, a menos que exista un control sobre el mismo. Puede que las facilidades se terminen convirtiendo en dificultades, y puede que aquello que comienza siendo un fin, se termine convirtiendo en un medio.

¿A quiénes afecta principalmente?

Este descontrol se produce sobre todo en los adolescentes. En esta etapa de la vida, el individuo está buscando su propia identidad, trata de reafirmarse en el grupo, de hacerse notar, de destacar y dejar huella, etc. Las nuevas tecnologías se sitúan por tanto, en el eje vital del día a día del adolescente. 

Éste, se encuentra en un momento de su vida en el que no es un niño, pero tampoco un adulto, está en "tierra de nadie". Por tanto, busca comprenderse a si mismo y a lo que le rodea, integrarse, aprender, vivir emociones nuevas, pero sobre todo...socializarse. El adolescente también puede evadirse y escaparse de la realidad, inventando la suya propia a través de la red.

Esta adicción también se puede producir en otras edades. Puede ser considerada como un fin por el cual el usuario, es capaz de sentirse integrado dentro de la sociedad, de que le escuchen, de decir y opinar cosas que no sería capaz de expresar en el cara a cara, de transgredir o violar derechos a través de la protección "tras la pantalla", de compartir todo lo que desee sin miedo a ver las reacciones y las repercusiones de sus acciones, etc. 

Ésto se puede dar por tanto en cualquier época de la vida, y sus consecuencias son aplicables para todos.

Imagen tomada de: diseñosocial.org

¿Qué es la adicción y la ciberadicción?

La adicción es la inclinación desmedida hacia alguna actividad específica que genera dependencia (necesidad de...) y tolerancia (necesidad de mayores cantidades de...para obtener los mismos beneficios o sensaciones), seguido por supuesto de un completo descontrol y una más que probable abstinencia si no se recibe la "droguita".

La ciberadicción sería por tanto, la adicción a las nuevas tecnologías. La cual se manifestaría de la misma forma que la adicción a una droga típica como la heroína, el tabaquito, la maría, los antidepresivos o como en trastornos como la adicción al sexo.

¿Cómo se manifiesta?

Aunque en el artículo se explican una serie de elementos que indican si eres adicto, yo aportaré unos cuantos más de la vida diaria:
  1. Privarse o saltarse horas de sueño con tal de estar conectado a la red y a las NNTTs.
  2. Dejar de lado otras actividades importantes como estudiar, hacer deporte, leer, jugar... e incluso necesidades básicas como beber, comer, ir al baño, relacionarse con otras personas, etc.
  3. Emplear o tener tiempos de conexión anormalmente altos.
  4. Que los miembros cercanos se quejen o perciban que eres adicto o sufres adicción a las NNTTs y te lo hagan notar con regularidad.
  5. Pensar en las redes en todo momento, o no ser capaz de evadirlas de tus pensamientos más de media hora.
  6. Sumergirte en las redes y perder la noción del tiempo sin darte cuenta.
  7. Mentir sobre el tiempo que le dedicas a las redes, o sobre cualquier otra cosa que te permita a cambio el poder estar conectado a las mismas.
  8. Tener sentimientos de angustia, ansiedad, miedo, cuando no puedes emplear las redes, cuando se termina la batería de tu móvil, cuando el ordenador no carga todo lo rápido que debería, cuando alguien no te contesta al whatsapp, cuando estás constantemente actualizando twitter aunque no haya nada, cuando subes fotos hasta de las nubes a facebook, etc.
  9. Tener sentimientos de euforia, alegría o placer desmedidos cuando haces todo lo anterior.
  10. Aislarse socialmente, mostrarse molesto o irritable cuando te alejan de las nuevas tecnologías, dejar de prestar atención a otras actividades como los estudios y sufrir un bajón en el rendimiento de los mismos.
  11. Sufrir problemas de salud cómo consecuencia de las nuevas tecnologías (sedentarismo, obesidad, aislamiento social, fobias, etc). 
  12. Tener dolores de cabeza o ataques de epilepsia por tiempos prolongados de exposición a las nuevas tecnologías o sufrir de patologías crónicas por las mismas.
  13. Estar pendiente de la pantalla del móvil, o del ordenador, o de lo que sea, mientras que estás realizando otra actividad que requiere tu atención de forma vital como: cruzar una calle, bajar escaleras, atender e interactuar con otra persona...
  14. Sentirte insatisfecho, desgraciado e incluso depresivo sino posees las últimas innovaciones tecnológicas, sino estás al día de las mismas o sí simplemente tienes una marca que no "está de moda". Que te genera ansiedad por ejemplo no tener un iPhone.
  15. No ser capaz de hablar de otra cosa en una conversación normal, o monopolizar las mismas hacia las nuevas tecnologías o las redes.
  16. Usar las NNTTs más de 2 horas al día de forma acumulativa.


¿Qué predispone a sufrirla?

Me ha resultado curioso, cómo en el artículo se comentan ciertas características personales (timidez, introspección, baja autoestima, etc) o estados emocionales (depresión, negativismo, impulsividad, disforia...) que predisponen a la adicción, así como otros que pueden incluso aumentarla (poca autoestima, miedo social, estilos de afrontamiento inadecuados), etc.

Yo pienso, que actualmente un gran porcentaje de usuarios que empleamos internet, y sobre todo aquellos que usamos el internet móvil y las redes sociales junto al whatsapp, sufrimos de cierto grado de adicción en menor o mayor medida.

Se me viene a la cabeza, la típica imagen del chico "friki", retraído, callado, que parece que está "acarajotado" todo el día metido en casa tras la pantalla de un ordenador, interactuando a través de redes sociales con uno, con otro y con el de la moto, jugando en sus mundos de yuppie... 

Y que después sale a la calle y está enfadado por alejarse de ese entorno, no sabe interactuar con otras personas, sufre confusión a la hora de actuar en determinadas acciones, actúa como si fuera un niño o cómo si tuviera menos edad, etc.

De la misma forma, que se me viene a la cabeza, la típica chica feucha, sin mucha confianza en sí misma, con poca motivación por mejorar o por decir "ésta soy yo", que se escuda tras la pantalla de su móvil y de una foto falsa en su perfil de Twitter para tener a 1.000 amigos imaginarios, creyéndose popular o sintiéndose querida.

O tampoco hace falta ser extremistas. ¿Cuantos hemos visto, a ese chico en la biblioteca, que está todo el día con el móvil vibrándole con el whatsapp, que tiene 700 seguidores de twitter, 1.000 amigos de FB, es gamer, youtuber, te hace virguerías con el ordenador, pero después no sabe mantener una conversación ni del tiempo? ¿O que te habla de que su logro del día es que le haya retwiteado tal o cuál?

¿O cuantos seguimos a esa chica en twitter, que publica hasta cuando va a cagar? ¿O nadie ha tenido a un familiar o a un conocido que ha empezado a sacar suspensos porque se ha enganchado a un juego de internet? Etc, etc, etc.

En general, personas que están insatisfechas con su vida, o que sufren algún tipo de carencia emocional o afectiva, supliendo las mismas a través de lo que el artículo denomina como prótesis afectivas. O bien personas, que terminan sufriendo un descontrol de algo que en principio suponía un beneficio, y se termina convirtiendo en una dependencia. O bien personas que quieren llamar la atención.

Imagen obtenida de: soxialmedia.com

Recomendaciones:

Yo lo admito, soy un adicto a las NNTTs. De hecho he sufrido recaídas en diversas ocasiones en cosas distintas o incluso he vuelto a tropezar con la misma piedra varias veces. ¿Qué hacía en esos casos?

  • Lo primero es reconocerlo y darte cuenta de ello. Ser capaz de concienciarte que, lo que estás haciendo, está suponiéndote un daño o un efecto negativo en tu vida o en la de los demás.
  • Localizar la causa de tu adicción y valorar hasta que grado estás enganchado y a qué.
  • Plantear estrategias para manejarla, sobre todo, aquellas encaminadas a ocupar el tiempo que dedicarías en la red, a hacer otras cosas más productivas y que te mantengan alejada de la misma: deporte, leer, ir al cine, salir a pasear con los amigos, etc.
  • Si estás enganchado a las redes sociales, lo mejor es ir sufriendo un proceso de adaptación física de las mismas. Aplicar lo que haces, pero al mundo real. Quedar con los amigos, interactuar con gente face to face, conocer a personas nuevas a través de socializarte en los medios habituales (discoteca, cine, bares, quedadas deportivas, etc.)
  • Ir desenganchándote poco a poco, no dejarlo del tirón pero tampoco descentrarte o restarle importancia al problema.
  • Cuando seas capaz de estar prácticamente todo el día sin usar las NNTTs, comenzar de nuevo a usarlas pero en pequeña medida.
  • Establecer horarios o puntos fijos de tiempo y espacio en el que usar las NNTTs y no sobrepasarlos.
  • Apoyarte en tus verdaderas redes sociales (familia y amigos).
  • Borrar todo rastro de la dependencia o de la magnitud de la droga. Un ejemplo que se me ocurre: si tienes 20 cuentas de un jueguecito, ve borrándolas poco a poco, hasta que te quedes con una o sin ninguna. Si tienes 4 cuentas de twitter, ve cerrando y quédate con aquella que vayas a usar de forma moderada, etc.
Espero por tanto, que este post os haya sido útil. Os dejo por supuesto el nombre del artículo que se encuentra en Google Scholar para descargarlo en pdf. y os hago una pregunta: ¿sois adictos a las NNTTs o conocéis a alguien adicto?

Deja tu comentario, tu opinión o tu historia al respecto.
Un saludo.

Artículo: Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: un nuevo reto. Enrique Echeburua; Paz de Corral.



1 comentario:

  1. Aver si este articulo lo lee mas de uno cercano k esta engaxado al apalabrados.....namas digo eso
    Saludo y como.siempre xapó por tu blog

    ResponderEliminar