17 mar. 2014

Lenguaje No Verbal: el apretón de manos

En muchas ocasiones, hemos debido realizar este pequeño ritual o procedimiento como un acto aclaratorio o definitorio de una determinada acción.

Por ejemplo, cuando llegamos el primer día a consulta y tenemos que presentarnos ante nuestro médico de prácticas. O cuando nos presentan a un paciente o a un amigo.

El apretón de manos se configura como uno de los gestos más poderosos, directos y eficientes del lenguaje no verbal actual. Representa una forma clara y concisa de:

  • Saludar a otra persona con un carácter formal.
  • Iniciar y finalizar un negocio, trato o transacción.
  • Realizar y afianzar un juramento o promesa.
  • Motivar o dar ánimos de forma enérgica y normalmente acompañado de palabras que lleven euforia, pasión e ilusión en el mensaje.
Por medio de este tipo de gestos, podemos realizar un acercamiento a "qué está ocurriendo" en un lugar determinado y al "cómo está ocurriendo", en la interacción entre las personas que realizan dichos apretones.

¿Qué significa?

En primer lugar, hemos de aclarar que el apretón de manos, es una forma simbólica de mostrar quien lleva los pantalones y quién maneja la situación. También es un indicativo de aquellas personas fuertes, seguras de sí misma y que, probablemente, disfruten de un estatus que consideren superior al del otro.

La persona que se encuentre en superioridad, será aquella que de el apretón de manos con su palma dirigida hacia abajo y el dorso hacia arriba. De esta forma, obliga al contrayente a estrecharle su mano, dejando la propia por debajo de la mano inicial. Apretón de manos de superioridad.

Por norma general, será esta misma persona quien ofrezca el apretón de manos de la forma que considere oportuna y que, por supuesto, le favorezca para dejar clara la situación.

En este tipo de contexto, se aprecia claramente quien es el alfa y quién es el beta.
Imagen obtenida de: todossomosclientes.blogspot.com
En segundo lugar, se encuentra la persona a la que "le estrechan" la mano o cuya extremidad queda por debajo de la del contrayente. Esta persona, quedará definida en el contexto como la menor, la débil o la de menor estatus. 

La mano de esta persona tendrá la palma dirigida hacia arriba (como una cabeza que venera con sumisión a las alturas), y con el dorso dirigido hacia abajo. Apretón de manos de inferioridad.

Estas dos modalidades, se pueden apreciar claramente en una entrevista de trabajo. 
  • Por un lado, el entrevistador que suele ser el jefe de la empresa o algún cargo encargado de estas funciones, quien tiene "el poder" de contratarte o no. 
  • Por otro lado el pobrecito entrevistado, que viene a darlo todo de sí para intentar rascar un puesto de trabajo digno. Aunque, con esta actitud pusilánime...mal va.
Sin embargo, existe la modalidad perfecta del apretón de manos, que es la que trato de buscar siempre en cualquiera de mis interacciones sociales. Él apretón de manos neutro o de "igual a igual".

En él, ambas manos se estrechan en equilibrio, con los pulgares hacia arriba, el dorso y la palma dirigidos de forma externa e interna respectivamente. y la mano dirigida al frente sin miedo alguno.

En esta situación, se busca indicar que ambas partes están tratando de igual a igual. Aunque existan diferencias sociales, económicas, intelectuales, personales, no importa porque en este apretón ambos quedáis simbólicamente al mismo nivel.

Imagen obtenida de: www.icpiberoamerica.com
Sobre el apretón de manos se podría hablar muchísimo. Sin embargo, lo mejor es que lo practiques tú mismo y que seas capaz de darte cuenta de lo que significa uno u otro. 

Por último, es importante que tengas en cuentas estas últimas directrices:
  1. Un buen apretón debe ser fuerte y enérgico. Sin miedo. Las fuerzas deben estar ajustadas entre ambas partes, no se trata de romperle la mano a la otra persona.
  2. Existen determinadas personas, que no dan un apretón de manos fuerte por miedo a hacerse daño en sus manos, ya que puede que sean su "herramienta de trabajo" (cirujanos por ejemplo). De ahí que eviten a toda costa dar apretones de manos o que nos den la mano como "un pescado frío".
  3. Busca siempre el apretón de manos de igual a igual. Date a valer. En el caso de que la situación se preste a que tengas que resignarte a ser el "beta", da un apretón de manos de inferioridad, pero que sea fuerte y seguro. A continuación, demuestra tu personalidad como sabes en el cara a cara.
  4. Para contrarrestar un apretón de manos de "superioridad" presta atención a la siguiente imagen. Este será el gesto que debes hacer en el caso de que al buscar un apretón de manos de "igual a igual", la otra persona no ceda:
Imagen obtenida de: unajaponesaenjapon.com
Pongamos un caso práctico: alumno de ciencias de la salud que llega frente al que será su médico de prácticas durante el cuatrimestre. Debe presentarse y darle una buena impresión a su tutor, pero no quiere que piense que es un creído o que va de "subidito" por la vida. ¿Qué tipo de apretón le darías a este doctor?

Espero que la entrada os haya sido útil y que dejéis vuestros comentarios.

Un saludo.

1 comentario:

  1. ¡Me ha gustado mucho! Muy interesante la lectura del lenguaje no verbal, la verdad es que nunca me lo había llegado a plantear de esta manera.

    ResponderEliminar