11 mar. 2014

Vivir engañado en Medicina US

Por todos los estudiantes de Medicina, es conocida la situación actual de las instalaciones que forman parte de la titulación médica: penosa, deficiente, patética, insuficiente, de risa ¿queréis que siga?. Os pongo en contexto, antes de soltar la noticia que os dejará K.O.s.

Comenzamos por el campus Macarena. Éste se caracteriza por ser excesivamente antiguo. Durante una buena temporada, los alumnos de primero han dado clase en un aula cuya parte inferior estaba apuntalada (se podían caer en cualquier momento).

Hay serias carencias en las buenas condiciones de las aulas, donde hasta no hace mucho, se impartía la docencia sin aire acondicionado en verano y sin calefacción en invierno. Actualmente, aún existen espacios con estas carencias.

Desde hace años, también existen carencias en el número de pupitres o sillas por alumno en determinados momentos de la carrera. En estas situaciones, los estudiantes deben llegar temprano, pelearse entre ellos, o sentarse en el suelo si quieren disfrutar de una “divertida clase” de lectura de power point.

Proseguimos con los materiales que usan los estudiantes para las prácticas. Los microscopios son irrisorios, el laboratorio de micro biología da penita, las salas de disección y las instalaciones anatómicas te transportan al siglo XIX, ¿queréis que siga?

A continuación pasamos al Hospital Virgen del Rocío. Los estudiantes pasan a este emplazamiento en el segundo ciclo de la carrera (a partir de 4º). Hasta hace poco, este lugar estaba destinado a ser un Hospital, no una unidad docente. Con los años se ha ido "adaptando".

En la actualidad, creo que los que estudiamos de Rocío tenemos mayor calidad y número de instalaciones que nuestros pobres compañeros macarenos. Aun así, me hallo escribiendo este post en una mesita de colegio color verde, y sentado en una sillita del mismo color (sospecho que este mobiliario proviene de algún colegio, sino, no lo entiendo). Desde luego, el mobiliario muy ergonómico no es.

Con respecto a Valme, supongo que estarán en las mismas condiciones deficientes. No tengo muy claro cómo están por allí. Sin embargo, se supone que están construyendo unas instalaciones nuevas en forma de la “U de Valme”. (Que alguien me comente qué tal va todo por allí).

Podría escribir muchísimo sobre las serias carencias de la universidad de Sevilla, y específicamente de las que incumben a los médicos. Podría vociferar multitud de improperios ante la sinvergonzonería de llamar a la universidad de Sevilla como “campus de excelencia internacional”. 

Pero las tres palabras que me surgen ante los hechos que a continuación os contaré, son bastante más simples: “mentirosos de mierda”.

Desde hace años, en las Juntas de Facultad se anda metiendo presión para que Medicina, cuente con unas instalaciones decentes y a ser posible, una nueva facultad.

Sino era la excusa de la crisis y la falta de recursos (mientras se construía el campus de derecho y magisterio), era que no había espacios (instalaciones de la US por toda Sevilla, construidas estos años).

Sino era porque los profesores no se decidían (los profesores querían una puñetera facultad, a secas), era porque el rector no daba permiso (lo incluyó en su programa electoral). Y una sarta de mentiras que nos han ido contando, cachondeándose impunemente de los estudiantes.

¿NUEVO PABELLÓN DOCENTE PARA MEDICINA?

El colmo de los colmos es que te prometan unas instalaciones propias. Que te prometan un lugar donde compensar la falta de una nueva Facultad. Que te prometan un pabellón docente nuevo para los estudiantes de Medicina en el HUVR, y ahora vas y te encuentras esto:



Con esta fotografía, no quiero indicar que esté en contra de compartir espacios con la facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología. Al contrario, pienso que todos debemos tener unos espacios adecuados para cada titulación, donde podamos tener una docencia según nuestras necesidades.

- Lo que me parece vergonzoso es que se plantee si quiera compartir, cuando estas titulaciones tienen una facultad nuevecita que están estrenando. Es más, os dejo esta noticia que seguro alegrará a los enfermeros, que los pobres se merecen también tener materiales decentes de una vez:

La Universidad de Sevilla adjudica en cinco lotes por casi 170.000€ equipamiento para la nueva facultad de Enfermería.

- Lo que me parece vergonzoso es que en una Junta de Facultad (cuestión de buscar las actas), se prometiese un pabellón e instalaciones sólo para Medicina.

- Lo que me parece vergonzoso es encontrar esta mentira, en forma de cartel de obra, y que los estudiantes nos quedemos inmóviles ante esta sinvergonzonería.

- Lo que me parece vergonzoso, es que esté pagando una matrícula para tener unas instalaciones que son una mierda, del tamaño de un "pabellón docente".

Pero, la cosa no termina aquí. Anda por el HUVR otro cartelico muy “bonito” que dictamina que se están construyendo unas instalaciones nuevecitas para la Facultad de Biomedicina. Sí, efectivamente, los compañeros nuevos.

Esos compañeros que llegaron hace tres añitos a la Universidad de Sevilla, que se anexionaron cariñosamente a la Facultad de Medicina y que, sin comerlo ni beberlo, van a tener su propia facultad. ¿Cómo nos comemos esto señores? ¿Lo mascamos, lo escupimos, lo tragamos?

Oye, que yo me alegro por ellos. Me alegro de que los pobres biomédicos, que ya tienen bastantes problemas, al menos puedan tener un espacio para ellos adaptado a sus necesidades científicas.


Mi conclusión a todo esto es que se cachondean de nosotros.

Medicina, esa titulación que supuestamente tiene mucho “poder y tradición”. Esa titulación llenita de gente “de dinero, elitista y con los humos subiditos”. Esa titulación que tan bien considerada es por el mundo y que tanta influencia tiene.

Esa titulación donde nos dan por culo. Se cachondean de nosotros. Somos la última mierda en la Universidad de Sevilla. ¿Por qué el resto consigue las cosas y nosotros no?

¿Hasta cuándo queridos compañeros? ¿Hasta cuándo tenemos que aguantar las mentiras y las milongas que nos cuentan? ¿Quién nos defiende de esta injusticia, de estas falsedades y oscurantismo que nos rodea?

¿Hay alguien que haga algo por solucionar esto? Dejemos de una vez el #stopmasificación y empecemos a pensar en el #stopmentiras o en una #FacultadMedicinaDigna. Pero por favor, hagamos algo de una vez.

Yo desde luego, no pienso quedarme callado viendo como tengo que estudiar Mierdicina.

Un saludo indignado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario