12 mar. 2014

La falta de desayuno, sigue nublando la vista

Cómo ya os conté hace un par de semanas, los empleados de cafetería del "Hospital Universitario Virgen del Rocío están de huelga ante el incumplimiento de pagos y la mala situación laboral a la que están sometidos.

El día 10 y 12 de Marzo han vuelto a realizar/convocar sendas manifestaciones frente al edificio de gobierno del citado hospital. Otra semana más, los indignados se apelotonan a sus puertas y gritan, vociferan, megafonean, contra las entidades que los están "puteando".

Esta semana, han existido momentos verdaderamente caldeados. En determinadas ocasiones, se ha tenido que llamar a la policía local para calmar un poco el ambiente.

Los trabajadores personados en el pabellón llegaban prácticamente al medio centenar, lo cuál ha dificultado el control por los propios trabajadores de seguridad que aseguran el edificio. De ahí también el llamar a la policía.

Durante los días de huelga, los vigilantes se han colocado en la zona de acceso, e inhabilitaron las puertas, siendo ellos mismos los que las abrían para permitir el paso a estudiantes, médicos, personal de servicios, etc.

Durante la semana pasada y la anterior, los estudiantes hemos presenciado cómo los protestantes seguían con sus "pitos y sus flautas" junto a nuestra clase armando ruido.

Con sus pancartas desplegadas por todo el edificio y sus banderolas ondeando al viento, estos incansables trabajadores han conseguido que tengamos que ir a dar clase al Hospital Maternal.

El lunes 10 ocurrió algo especialmente anecdótico, cuando no quisieron dejar entrar a un señor para orinar en los servicios del edificio. Los trabajadores, defendieron al compañero frente a los guardas de seguridad, asegurándoles que el señor era una "persona mayor" y que necesitaba hacer pipí. 

El hospital está lleno de servicios públicos, pero estos señores se empeñaron en que su compañero orinase en el Pabellón de Gobierno. Total, que ante la negativa por parte de los guardas de seguridad, el señor terminó meando dentro de la maceta que se halla junto a la puerta de acceso-salida.

Todo ello, mientras los estudiantes hacíamos el cambio de aulas y veíamos a este "señor anciano", mear tranquilamente en la maceta del edificio. Muy surrealista.

No sé exactamente si estarán llegando a algún tipo de acuerdo o compromiso. Lo que sí es evidente es que estos pobres trabajadores, además de mearse en las puertas de donde estudiamos, no están consiguiendo ningún tipo de repercusión mediática.

Os invito a googlear con las palabras clave: Huelga + Cafetería + Sevilla o cualquier otra variante que se os ocurra. Os daréis cuenta de que los principales medios de comunicación pasan de ellos completamente.

Se ve, que el apoyo de CCOO no está sirviendo de mucho.

Por mi parte, sólo me queda informar de cómo sigue la situación, de cómo los estudiantes también nos estamos viendo perjudicados y de cómo los trabajadores cada día están más cansados y algo más "lanzados" con sus iniciativas.

Esperemos que todo esto termine pronto y que llegue a buen puerto.
Imagen tomada el 12-03-2014 en el Pabellón de Gobierno del HUVR

No hay comentarios:

Publicar un comentario